Saltar al contenido principal

Una gran oportunidad para priorizar los estudios en vez del trabajo

José Luis Barreiro Segovia es uno de los nuevos becarios del Programa de Becas Nacionales, componente Bono de Desarrollo Humano (BDH) .Tiene 18 años y siempre ha vivido en Guayaquil, en la Cooperativa Pablo Neruda, en el Guasmo; donde hace algunos días lo visitaron personalmente René Ramírez, máxima autoridad de SENESCYT; y María Isabel Cruz, Gerente General del IECE.
José Luis, vive con sus dos padres de los cuales depende económicamente. Su madre Benilda Segovia, recibe hace varios años el BDH, con el cual asegura que siempre ha costeado “en la medida de lo posible” los materiales de estudios de sus 6 hijos. José es el menor de 5 hermanas, y el único y primero en ingresar a la universidad. Al respecto él dice sentirse bastante afortunado y orgulloso de tener esta oportunidad “no me siento ‘más’ que mis hermanas, incluso tengo nervios, esta es una gran responsabilidad”
El joven guayaquileño alcanzó cerca de 870 puntos tras rendir el ENES y ahora se prepara en el curso de nivelación para la estudiar Ciencias Químicas “siempre fui bueno en Química y Biología, además siempre fui ‘curioso’ por todo lo que tenía que ver con Ciencias de la Vida y los temas de investigación. Cuando acabe mi carrera en la universidad, quiero incursionar en la industria alimenticia y continuar preparándome en mi área de estudios, quiero tener un título superior” asegura con gran convicción.
Sus padres lo miran con orgullo y lo apoyan en todo. “Siempre fue buen estudiante, muy dedicado y cumplido” dice su madre; “se graduó con 9.5 del colegio, siempre he visto en él, todo lo que yo no pude ser y hacer de cuando era joven”, dice su padre.
José Luis, sabe que su día a día en la universidad dependen de esfuerzo y dedicación, su jornada inicia a las 05h30 de la mañana, desayuna, se alista, y camina 12 cuadras hasta el terminal de buses donde toma la metrovía que lo lleva a la universidad. A las 07h00 inicia clases y concluye a la 13h00. A su retorno, como cualquier joven de su edad, almuerza, hace sus tareas, navega un rato por internet, escucha música, rock de preferencia, y lee un poco. “Me gusta mucho leer literatura, sobre todo la ecuatoriana.”
José Luis siente que su vida ha cambiado, pues antes la prioridad después de graduarse del colegio era estudiar y encontrar un trabajo; “ahora tengo la oportunidad de dedicarme únicamente a estudiar y es un gran privilegio. Mi mamá siempre me ha dicho que tengo que esforzarme y aprovechar la oportunidad de estudiar, porque la educación es la única herencia que ella puede dejarme… yo no pienso defraudarla, ni a mí tampoco. Gracias a esta beca, podré estudiar sin preocuparme de nuestra condición económica. Estoy sumamente agradecido por esta oportunidad y muy motivado para empezar mis estudios universitarios.”


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *